Perdimos todos

El domingo perdimos los buenos. ¿Los buenos? Sí, los buenos: todos. Perdimos todos los que queríamos una ciudad más linda, más justa. Perdimos los que queríamos viajar en subte, los que queríamos tratar bien a los demás. Perdimos nosotros a los que nos importan los valores que, aunque nos quieran decir lo contrario, son la solidaridad, la inclusión, la buena onda con el otro sin importar en qué país nació o el sexo de la pareja que prefiere. Muchos de los que perdimos votaron a Macri. Él ganó, ellos perdieron. Como yo, como todos.

¿Por qué se perdió? Hay muchas explicaciones dando vuelta. Lo que yo, con mi modesto entender, tiendo a pensar es que no se puede buscar una explicación única. Que la ciudad es compleja, cada vez más. Que por eso una campaña debe ser igualmente compleja, segmentada, para que se adapte como un guante a la forma total que tiene el electorado. Para interpelar (que se sientan reconocidos) a jóvenes, señoras de confitería en Recoleta, señores de camiseta, repartidores, entrepreneurs; para trabajadores de la construcción, de la construcción de programas de software, etc.

Pero la campaña pareció generarse alrededor de un solo dato: Cristina tiene 60% de imagen positiva y hay mucho voto cruzado, una anomalía de gente que vota a Cristina y a Macri. Y por ahí no se vio que esa gente ya sabe que Filmus va con Cristina, y que si Filmus no es nada más que un soldado de la presidente sin personalidad propia… no suma nada votarlo. “Ya colaboro votando a Cristina. Tampoco soy «ultra K» que voto a todos los candidatos cristinistas.” La campaña pareció jugar todas sus fichas a ese pleno. Oculto, a mi juicio, quedó el hecho de que Filmus es un gran candidato a ser un gran jefe de gobierno. No sólo por pertenecer a una fuerza que tiene como orgullo saber gestionar, sino porque además es un tipo con perfil y ética propias. Un tipo que trabajó en el senado, que cuando tuvimos esos debates definitorios de leyes importantes nos hizo parar la oreja al momento de hablar.. “¿a ver qué dice Filmus?”. Muchas leyes importantes que se aprobaron (la ley de control del tabaco) y otras que andan dando vuelta (la ley de familias ensambladas) son de su autoría.

Incluso podría decirse que sus acciones de independencia, que le valieron que dentro de las filas K algunos no lo quieran, deberían haber sido un signo de que Filmus está bien lejos de ser un soldadito, un delegado del poder central. Me refiero a haberse negado a ser parte de la táctica de las “candidaturas testimoniales” y el impulsar la ley de glaciares (que después de un veto se mejoró y terminó aprobada, claro).

Desde ya que no es una campaña la única explicación de por qué se pierde una elección. Son cambios complejos en las sociedades, cuestiones económicas, territoriales. Hago hincapié en la campaña porque es el instrumento específico con el que se quiere incidir en la elección. Cuando se llega a la instancia de la campaña ya todo lo demás está hecho, ya estamos jugados. Otros con más conocimiento podrán juzgar los armados políticos, las alianzas, los despliegues territoriales.

La campaña de Filmus vino pareciéndose más a una campaña de elección legislativa, en las que se vota una lista de gente y el voto de uno no define si entra la cabeza de la lista, sino si entra algún ignoto seguidor. Lo que nos garantiza que ese desconocido sea lo que queremos es que votamos a un proyecto, y el partido de alguna manera nos asegura que esa gente de la lista va a ser funcional a ese proyecto. En cambio, una elección para un cargo ejecutivo es una elección que elige a una cara, a una personalidad. No importa si debe ser así, si está bien. Es así en esta sociedad tan pendiente de los medios y las celebridades. Y no vi spots con Filmus caminando, con Filmus charlando con la gente. No lo vi ir mucho a programas de televisión masivos. Me llegó el comentario de una señora que comentó que Filmus… “no sabe hablar”. Que Macri sí. ¿Cómo alguien puede decir eso de Filmus, que siempre habla bien? Simple: nunca lo escuchó, o peor: lo escuchó en los clips que se muestran en lo noticieros de los medios más importantes.

Y como la campaña no expuso lo bueno del candidato, prendió más la campaña sucia. Es así como, por ejemplo, parece que triunfó la instalación de relacionar a Filmus con la “escuela shopping” de los 90, que, vale decir, es una falsa acusación. No hay medios que hayan vinculado a Filmus en aquella época en ese hecho, que fue un negociado del Concejo Deliberante mientras que Filmus era un funcionario primerizo de segunda línea. Esta denuncia falsa sobre Filmus no es más que otro hito más en la copiosa campaña sucia del Pro, que incluyó afiches falsos, encuestas truchas, etc.

Me hubiera gustado ver una campaña nueva, y no una que pareció “una más del FpV”. Una campaña que construya de cero una imagen, con colores, con eslogans. Una imagen adaptada alrededor del candidato, sin nunca dejar de mencionar que se es parte de un proyecto nacional, claro. Pero mientras que Macri promocionaba que él era el anfitrión que nos daba la bienvenida, y aparecía en afiches rodeado de vecinos como si fueran amigotes, la campaña de Filmus se dedicó a decir que Filmus es alguien de otro lado que llega. “Llegan los K, y van por la ciudad”, pareció decir. De hecho uno de los mensajes fue “Buenos Aires para la Argentina”. Se ideologizó así lo que debería haber sido una discusión de la gestión. Hay mucha gente que no es “anti-K” pero tiene cierta aprehensión, tiene cierta sensibilidad y está muy alerta a lo que pueda ver como un intento de “ir por ella”.

Si votaste a Macri quizá lo hiciste porque no querés darle tanto poder a “los K” y todo esto que vengo diciendo que fue la campaña te dio la idea de que eso es lo que significaría tu voto a Filmus. Pero no se suma así el poder. Cada distrito es un mundo aparte. ¿Vos sentiste que Macri haya sido alguna vez un escollo para algo que hubiera querido hacer Cristina? No… todo lo que hizo el gobierno lo hizo con Macri gobernando la ciudad. (Bueno, sí, hubo un escollo… la triste prohibición de Tecnópolis). Todo lo bueno o malo que pasó, pasó con muchas provincias gobernadas por kirchneristas y muchas otras gobernadas por no kirchneristas. A veces los porteños tendemos a pensar que nuestra ciudad es el país, entonces, votar a Filmus sería “dar el poder a los K”. La verdad es que no, que no funciona así. La ciudad es, o debería ser, un distrito más, un municipio más casi. Si vos querés limitarle el poder a Cristina, entonces más efectivo es que votes en octubre diputados nacionales de acuerdo a esa idea. No que nos claves cuatro años más de gestión deficiente e injusta… porque al final perdemos todos, vos también.

48 comentarios en “Perdimos todos”

  1. realmente coincido con todo lo que escribiste menos con el título.
    Para mí ahí esta el punto del conflicto ¿cómo se sabe quién es el bueno y quién el malo?, ¿cuántas veces hemos sido engañados o traicionados por personas cercanas en las que confiábamos o las que creíamos “buenas” y terminaron por sorprendernos?, ¿cuántas veces no cometimos el error de ser malos con alguien sin por eso dejar de ser buenos al fin?, no podemos olvidar que el sujeto que esta ilustrado en el cartel de la campaña no es mas que un ser humano que intenta darle un sentido a su existencia, como todos.
    El peligro para mi esta en seguir a las personas en vez de a las ideas, ser k o macrista es limitado, porque ambos son seres humanos con limitaciones, y no les queda a los pobres mas que sentarse a hablar de los defectos del otro. Por ahora se ha perdido el concepto filosófico de los partidos políticos, y si un votante quiere formarse en la materia solo con el fin de presentar un voto a conciencia no puede mas que formarse por instinto o siguiendo los “concejos publicitarios” que generalmente favorecen al mejor postor.
    A pesar de que me hubiera encantado votar por Filmus (mi dirección es del interior) pero no puedo defender a alguien que se presentó a si mismo como el mejor alumno de la maestra y que en vez de hablarme en detalle de sus proyectos malgasto mucho tiempo criticando al actual jefe de gobierno. (como lo hizo en su minuto de cierre en el debate de la UBA) Esta campaña no estuvo bien, tanto así que gente que no voto a Macri en la primera vuelta piensa elegirlo en la segunda solo para hacer honor a la frase “mejor malo conocido que bueno por conocer” lo que en mi opinión es mas que decepcionante.

      1. si, por eso te digo que coincido en todo lo que decís, porque de verdad perdimos todos! pero se atrapan mas moscas con miel que con hiel, y de verdad creo que contas con la información y la capacidad para producir un cambio de pensamiento, aunque sea en unos cuantos, y a veces un detalle como ese bloquea desde un comienzo a los que mas necesitamos que entiendan estas ideas (mas abajo leí que lo tildaban de título k cuando no es mas que un título) ¿entendes? pensalo… es solo una opinión

        1. Ya está cambiado por el más ecuménico “Perdimos todos” (aunque el otro era más que nada un chistonto, no una prepoteada).

    1. Fue director de escuelas, funcionario de 2da línea a cargo de planes educativos y esas cosas. La “escuela shopping” fue un negociado del nefasto Honorable (!) Concejo Deliberante. Nunca nadie vinculó a Filmus con ese hecho hasta ahora, que llegó la campaña sucia macrista.

  2. El título no puede ser más representantivo del kirchnerismo.
    Ustedes son los buenos, y los demás somos todos malos.
    Despues decis que no sos soberbio.

    1. El título es una provocación, un chiste. Si hubieras leído el post verías que a vos también te digo que sos bueno…. =)

      1. Decir que todos perdieron porque gano macri es tratar de tontos a los porteños.
        No solo lo haces vos, se ve en varios blogs K, en funcionarios del gobierno, etc.
        Sigan asi que van barbaro.

        El mov K solo admite fanatismos, cuanto mas fanatizado estas menos ves la realidad, como a los encuestadores K q decian la brecha era 6 o 7 y termina siendo casi 20 (300% de margen de error).
        Decime de donde tomaron la muestra representativa esos encuestadores? de adentro de un comite-K seguramente.

        Veo muy poca autocritica K. El desempeño de cabandie fue patetico y la lista colectora, un invento para tratar de licuarle poder a scioli se les termino poniendo en contra.

        El gob nac tiene mucha vocacion de poder y los porteños dijeron “aca no” y les pusieron un freno.

        1. Lo mismo te podría decir, “cuanto mas mediatizada estás, menos ves la realidad”. Salí a la calle y mirá un poco tu ciudad. A mi me apena lo que veo… esto no se trata de ser o no ser K (yo voté a Pino, pero votaría a Filmus también), la verdad, entre otras cosas, estoy harto de que que toda la ciudad esté sucia, de que el subte no llegue nunca a Plaza Flores y un largo etcétera. Particularmente lo del subte me afecta directamente y me saca, digo, ¿cuál es el problema? ¿por qué no puede hacer al menos un 15% de lo que prometió?

          1. proviniendo el de una familia de constructores de autos, autopistas, etc y sabiendo q el subte era tema central si no lo extendieron habra una muy buena razon… no es x falta de capacidad no es x falta de intencion…
            fijate la nacion esta haciendo un mini subte para unir casa de gobierno y retiro y estan hace años haciendolo y no son mas q diez cuadras con todo el poder economico de la nacion aun no lo pueden terminar !

            1. Si a vos te convence esa excusa, bien por vos. Me encantó eso de “proviniendo de una familia de constructores”….

              La zona del bajo es muy complicada. Por la cercanía del agua, por las cloacas maestras que hay que evitar… Igual: es la única obra de subtes en marcha en la ciudad, y es hecha por el gobierno nacional. Patético…

            2. Pero Andy, se está haciendo el subte mas lentamente que hace un siglo!! Un poco mas que cien metros por año. No se plantea ningún subte nuevo (como una línea que corte transversalmente la ciudad, eso sería genial para descentralizarla y no tener que hacer el rebote en el centro).

              Además no escuché a Macri decir por qué se demora 4 años en hacer un par de estaciones y se dedica a hacer un Metrobús que cada parada cuesta 2.5 millones (según Solanas).

              Lo mas aterrador es que Macri PROMETIÓ 10 km DE SUBTE POR AÑO. O sea… si no hacés la línea A, hacé otra línea, lo que sea, a alguien le solucionás la vida. Y justamente si venís de una familia de constructores es gravísimo, porque deberías saber lo que prometés.

              La única explicación que me convence es que Macri tiene muchos amigotes entre las líneas de colectivos (transporte que me parece horrible: contamina, es ineficiente, para en los semáforos, hace que el tránsito sea un caos) y que, además, nunca tuvo la intención de hacer ningún subte y la guita la está pateando para algún otro lado.

  3. Ganamos todos. Los buenos y los malos también. Ganó la democracia y se hace lo que quiere la mayoría. Hay que destapar una botella de champán. Hace no tantos años no se podía ni siquiera votar. Ahora lo podemos hacer con libertad y podemos elegir al candidato que más nos gusta.

    Y Macri es un buen candidato, eso piensa el 47 % de los votantes de Buenos Aires. Si no estás de acuerdo, fantástico, dentro de cuatro años se presentan de nuevo a elecciones y podés votar de nuevo al que te plazca, como decía el mismísimo Nestor.

  4. Yo hablo por mi. No se el resto.
    Hoy lei este texto que copio abajo en FB y me senti identificado. Los defensores del gobierno de CFK muchas veces terminan restando votos, en vez de sumar.

    Tips para el votante de Filmus

    * Córtala con el racismo anti-clase media. Si lo más inteligente que tenes para decir es que son gorilas, superficiales y tilingos, quédate callado. Despreciar al electorado no te va a dar más votos. Deja tu superioridad moral progresista para ámbitos universitarios y reuniones entre egresados de la UBA.
    * No digas que solo lo votaron quienes no usan hospitales y escuelas públicas. Macri ganó con más de 10% de diferencias en los barrios del sur, que son los que más usan los servicios públicos.
    * No uses palabras como neoliberalismo, década del 90 o menemismo. Ya pasó mucho tiempo y el mundo cambió. Es hora que te des cuenta de esto.
    * No digas que La Nación o Clarín operan cada vez que publican una encuesta que le da buenos números a Macri.
    * La fórmula más peronista, encabezada por Cabandie para legislador, sacó apenas 2% puntos que Proyecto Sur de Solanas. Yo que vos, dejaría de cantar la marcha peronista por 3 semanas.
    * Macri ganó las 2 últimas elecciones por 20 puntos de diferencia. Engañarte a vos mismo repitiendo que Macri es tonto, no te va a dar más votos.
    * No uses la palabra anti-política. No se entiende. Es un concepto (en la mayoría de los casos), elitista y absurdo.
    * No reconocerle nada de nada de nada, pero absolutamente nada mínimamente bueno a la gestión de Macri, es de tilingo.
    * No intentes negar que el gobierno nacional no ha tenido intenciones de colaborar y ha puesto palos en a rueda a la gestion macrista. Negar lo obvio, no suma.
    * No rompas las pelotas con que Clarín protege a Macri. Tiempo Argentino es mucho más obsecuente y acrítico con Cristina.
    * Las escuchas telefónicas y la UCEP, importan electoralmente tanto como el caso Schoklender, INADI o INDEC. O sea, casi nada.

    1. * No uses palabras como neoliberalismo, década del 90 o menemismo. Ya pasó mucho tiempo y el mundo cambió. Es hora que te des cuenta de esto.

      Preguntale a Grecia y a los indignados de España si el mundo cambió…

      Lo que me parece es que muchos de los puntos están equivocados, pero es cierto que muchas cosas que son ciertas, no necesariamente le caen bien a la gente. Entonces, por mas que tengamos razón, para hacer una buena campaña hay que decir lo que la gente quiere escuchar, no tratar de imponerle conceptos que no manejan o no les interesan.

  5. Concuerdo con algún que otro punto, pero no con todos.

    * No reconocerle nada de nada de nada, pero absolutamente nada mínimamente bueno a la gestión de Macri, es de tilingo.

    Nadie es 100% malo, pero la gestión de Macri ha sido muy mala teniendo en cuenta los recursos que maneja. Se puede reconocer que el Metrobús existe pero no es gran cosa, que las calles fueron asfaltadas (mas de una vez innecesariamente), que se remodelaron algunas plazas y hay bicisendas, que cada tanto hay un espectáculo auspiciado por el Gobierno pero no mucho mas.

    * No uses la palabra anti-política. No se entiende. Es un concepto (en la mayoría de los casos), elitista y absurdo.

    No es absurdo ni a palos. ¿Quién escribió esto?

    * No rompas las pelotas con que Clarín protege a Macri. Tiempo Argentino es mucho más obsecuente y acrítico con Cristina.

    Pero nadie piensa que Tiempo Argentino sea un diario independiente. Con Clarín y TN, todavía (tristemente) hay gente que piensa que si.

    Yo creo que, mas allá de los puntos planteados, con los que en varios casos no estoy de acuerdo, si creo que se tiene que cambiar el enfoque de la campaña. No poner el énfasis sólo en criticar a Macri (que no hace falta, realmente) y humanizar mas al candidato, mostrarlo como un igual, un tipo sincero, abierto al diálogo. Y si, por supuesto, dejar de cantar la marcha peronista, los bombos, eso no vende en Capital.

    1. Hugo, podria contestar tus objeciones a los puntos, pero el punto (valga la rebundancia) es otro.
      Vos estas en una contienda electoral. No importa mucho lo que vos penses, tenes que captar lo que piensa tus potenciales votantes.
      Hay mucho pibe sub 24 que en la decada del 90 estaban en la primaria. Vos le hablas de menemismo, y ellos no se identifican. La sensacion que existe para muchos, es que el neoliberalismo tal como muchos lo vivieron en los 80 y 90, no esta mas en Latinoamerica (y no puede volver). Por otro lado, muchos también piensa que la gestion de Macri tuvo sus cosas buenas y cuando se niega todo, todo, todo, pero todo, restas.
      Como tambien resta la carta que envio Fito ayer a Pagina 12.
      No importa si tiene razon o no. Importa que la mayoria de la gente no piensa como Fito y si vos queres que te voten, tenes que hacer que la gente se sienta identificada por lo que vos decis. Y diciendo que la mitad de CABA te da asco, no vende. La sensacion es que los opositores a Macri estan muy crispados (paradojicamente, misma sensacion genera la oposicion a Kirchner a nivel nacional).
      El 47 de los que votaron, no sienten ese rechazo viceral contra Macri (de la misma manera, que mucho votante de Macri no siente ese rechazo viceral por CFK y justamente por eso, Macri evito en lo posible de hacer criticas muy duras al gobierno nacional). Hay otro gran porcentaje, que no lo voto, pero seguramente tampoco se va a sentir identificado por un discurso onda Macri = Darth Vader.
      Hay mucha gente que siente rechazo por los defensores de este gobierno nacional y no tanto por Cristina. El seissieteochoismo no vende mucho mas alla de los que votaron a Filmus en primera vuelta. Tenes que cambiar de estrategia.

      PD: La palabra antipolitica es una palabra HORRIBLE. Nadie es quien para definir la manera de hacer política. Cuando Macri va a lo de Susana y hablan sobre tortas fritas, Macri esta haciendo política. Y eso es obvio para la mayoría de la población, menos para un reducto intelectual sobrepolitizado, que piensa que hay un único modo de hacer política (que por supuesto, es el de ellos obviamente).

      1. Claro que no existe la “antipolítica”, es decir, todo acto es político (una decisión, básicamente), pero no estoy seguro de que toda la gente crea que Macri está haciendo política cuando va a hablar con Susana. Justamente esa es la gracia, el tipo está ahí, se muestra como persona (no como candidato) y te compra porque parece un tipo mas, uno como vos (bueh a mi no me compra ni a ganchos, pero si a mas de un despistado). En la televisión lo tratan a Macri, mas que como un político, un poco como una celebridad o un tipo querido (?). Macri hace todo lo posible por no mostrarse como un político. Pensé que a eso te referías con antipolítica, con la fachada “apolítica” del Pro.

        Creo que los puntos enumerados ahí son una guía para cómo hablarle al votante medio porteño, PERO NO UNA GUÍA DE CÓMO PENSAR. En neoliberalismo sigue existiendo. Lo que me molesta de esos puntos es que sugieren YA NO PENSAR en términos que considera “viejos”, pero que están muy vigentes en realidad. Entonces, tomémoslo como una guía de relaciones públicas, pero no como una guía de cómo pensar.

  6. Coincido con Hugo,la identificación pasa por hablar el lenguaje del elector que no siempre debe ser K o ultra K, para elegir un buen gobernante. En general coincido y agradezco el contenido de este artículo y los anteriores del mismo autor.

  7. Mira un poquito estos articulos que hablan del pasado de filmus. http://vidio.com.ar/envivo/p.php?n=101

    y que opinas del caso del Inadi, donde directamente uno de los involucrados es candidato en las listas de Filmus.

    El periodo que goberno macri lo tuvo que llevar a cabo con constantes oposiciones del gobierno de cristina. para ponerte un ejemplo, lo que paso en el paruqe indoamericano, donde los funcionarios de Cristina Kirchner estuvieron más preocupados por enrostrarle a Mauricio Macri su presunta “xenofobia” tras las críticas del jefe de la ciudad a las políticas migratorias que por darle un corte a la grave situación que se vivía en el parque. Se lavaron las manos, con tal de querer arruinar la imagen de macri. donde claramente les salio el tiro por la culata. O la vez que cristina saco “1.200 agentes de la custodia de edificios públicos, y asignados a nuevas tareas. Esos 1.200 agentes realizaban servicios adicionales de custodia en edificios públicos dependientes del Gobierno de la Ciudad.Cristina Fernández ha decidido volver a castigar a Mauricio Macri por haberla desafiado al crear la Policía Metropolitana, limitada y reducida fuerza de seguridad que apuntó a darle una respuesta política al Ejecutivo Nacional cuando éste se negó a transferir la Superintendencia Metropolitana de la Policía Federal Argentina al Gobierno porteño.”
    Es muy dificil ser jefe de gobierno, cuando tenes a la presidenta en contra. y yo creo que si filmus asume como gobernador va a ser un titere mas de cristina. Por que la unica forma de llevarse bien con su gobierno es estando de acuerdo con lo que a ella le parezca.

    No es por defender a macri, y tampoco soy de ningun partido politico, a demas opino que la gente vota segun como este la economia y no por las medidas que se toman en cada gobierno. por eso sigue estando este gobierno, mas alla del nivel de corrupcion que tiene, con el impresentable de moreno dibujando los numeros del indec, el caso Schoklender que se destapo hace poco y sigue impune, y tantos otros chanchullos mas.

    En general todos los politicos son una porqueria, pero hay algunos peores que otros.

    Respeto tu opinion, pero prefiero a macri que a un titere de la presidenta.

    1. Contesto puntualmente de lo que se:

      Los agentes que sacó Garré, es porque el gobierno porteño le debía como 30 millones de pesos de sueldos. Me parece bien que los saque. El que inició el problema es Macri no pagándoles.

      La Metropolitana puede hacer desalojos, está autorizada. ¿Por qué no lo hizo en el Indoamericano? Porque Macri prefirió hacerse la víctima, porque las encuestas lo iban a mostrar como Hitler si hacía el desalojo.

      La verdad es que Macri decepciona aún como gobierno de derecha. ¿Qué hizo por la seguridad, que tanto pregona que hay que mejorar? ¿las cámaras que puso ayudaron a alguien hasta ahora?

      Hasta ahora Macri sigue siempre el mismo patrón. Se desliga de los problemas, culpa al gobierno y se hace la víctima.

  8. La campaña de Filmus fue, efectivamente, muy muy mala. Desde el principio pareció guiada por el propio Durán Barba. El colmo del error, ocurrió durante el entretiempo del partido entre Argentina y Bolivia. Sabiendo lo crítico que es el votante porteño respecto del uso de los recursos del Estado para hacer campaña (las permanentes cadenas nacionales de la viuda eterna son un ejemplo de este ilegal vicio), no tuvieron mejor idea que llenar aquel entretiempo -decía- con spots de artistas recontra-calcinados, y largamente acabados a nivel popular, como Esther Goris (¡Esther Goris!), Fontova, o el golpeador de mujeres Federico Luppi, que encima vive en Madrid.

    Fuera de eso, coincido también en que presentar a Filmus como el perrito faldero de Cristina, fue la peor estrategia posible para seducir a un electorado que si algo valora, es la independencia de criterios, y el casi nulo sentido de pertenencia a los partidos políticos.

    Sin embargo, detecto también en el artículo algunos errores garrafales, que siguen la línea -errónea- de la campaña: me refiero a la afirmación (decididamente torpe) de que “perdimos los que queremos una ciudad más linda, más justa, blablabla”, como si los votantes de Macri fuéramos en verdad ese estereotipo idiota de quién sale por las noches a pincharle los ojos a los niños pobres, y ríe a carcajadas cuando ve que la pobreza estructural no cede en el país. Si de verdad alguien cree eso de los votantes de centro o centro-derecha, necesita una visita urgente al psiquiatra. Las personas, debe entenderlo algún día el progresismo, no son buenas o malas según su ideología. Puede haber bellísimas almas, abnegadas, solidarias, buenas, generosas, tanto en una corriente como en otra. Y lo mismo ocurre con los chorros, los miserables, los alcahuetes: mal que le pese a quienes profesan el pensamiento infantil, tales taras no son privativas de las señoras que viven en Montevideo y Alvear. Insisto: si ese es el diagnóstico que hace el progresismo de la sociedad, está partiendo de una premisa fulminantemente errada. Por eso mismo, es FUNDAMENTAL respetar lo que otros deciden, por más equivocado que nos parezca, sin creer que esos otros desean ocultamente la destrucción de todo lo bueno, de todo lo bello. En verdad, todos queremos más o menos lo mismo, y sólo diferimos en los medios que nos parecen más adecuados para alcanzar ese estado de progreso del que otros países, como Australia, Suecia o Canadá, ya disfrutan.

    En suma, exhorto a todos (y me incluyo) a no tratar de imbéciles a los que no piensan como uno, y a no sentir “asco” de que otros no compartan nuestras recetas.

    Peace & Love (y bájense del ballotage que no me quiero comer otras 14 horas al pedo como fiscal!)

    Lic. Medrano

    1. filmus parece q no se entero q hizo mala campaña y la gente q tiene alrededor tampoco se lo dicen… mientras tanto vamos a gastar 30 millones de los contribuyenbtes en la tozudez de filmus para que le den una paliza en las urnas como dice pino

  9. Hola a Niqueco y a sus lectores,

    Veo Nicolás que has cambiado el título del artículo. Yo lo sentía así también, pero a mi modo de ver está bien que lo hayas modificado. Lo de perdimos los buenos, aunque después aclarara que lo somos todos, me parece que era más para entrecasa, para la intimidad de quienes tenemos un mismo sentimiento político. De todos modos, después de lo de Fito lo tuyo habría pasado a ser casi una caricia.

    Yo, sin pretender ofender a nadie con esto, me animo a decir que estoy muy triste por la victoria de Macri. Y que sí es cierto que me cuesta entender la relación que parecieran tener con la política quienes lo votaron. No conozco muchos Macristas, pero los pocos que conzoco no se parecen a Juan Medrano, que tiene mucha razón en que no necesariamente quienes votaron a Macri le irían a pinchar los ojos a los niños pobres. No conozco a nadie que vote a Macri que intente llegar hasta ahí con sus ideas. Que de todos modos pongo en cuestinamiento, Juan, cuando decís que todos queremos lo mismo. No creo que todos querramos lo mismo. La política se traduce en acciones, en modos de distribuir la economía, en decisiones que implican dónde se pone el acento. Yo no quiero lo mismo que Macri, eso te lo aseguro. Trabajé 8 años en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los dos últimos años fueron durante el gobierno de Macri, y me fui, a los 37 años decidí saltar al vacío porque el vacío que sentía viendo lo que se hacía y lo que se decía me deprimía, sentía que día a día perdía el tiempo poniendo mi cuerpo en un proyecto que no tenía casi absolutamente nada de valorable para mí, ni como trabajadora ni como ciudadana. Durante esos dos años trabajé en el área de contenidos del Portal web del gobierno de la ciudad, y si hay algo que pude comprobar fue la falta de contenidos, la inconsistencia de las ideas, y por tanto de las políticas, además del desacuerdo con la mayoría de ellas.*

    Lo que hoy siento es que muchísimos de los que votaron a Macri lo votaron por eso, porque creen que la política es una mala palabra y creen que se puede prescindir de “la política” para gobernar. Mientras que cada decisión que se toma es una decisión política.
    Por otro lado estamos quienes empezamos a sentir o quienes sienten desde siempre que la política puede ser digna y algunos volvimos a poner allí un pedazo de la pasión de que disponemos. Por ahí la manera de anunciar las políticas por parte del gobierno nacional no sean las mejores, o no sean demasiado correctas políticamente, pero la mayoría de ellas son las que yo quiero para mi país. Creo que donde algunos ven crispación yo veo pasión, pasión política porque lo que queremos, lo queremos en serio.

    Me pasa que me cuesta encontrar pasión política en quienes votaron a Macri, veo mucha facilidad para sentirse victimizados y poca facilidad para defenderse desde las ideas, desde los móviles reales que los llevan a hacer esa elección. Los veo yendo a votar como si fueran a hacer el trámite de cambio de domicilio. No me encuentro con ideas bien puestas de lo que quieren para su ciudad, muchas veces los veo protestar como quien no quiere la cosa por la impotencia de lo que debería cambiar sin más. Y la pasión de los “sobrepolitizados” los intercepta a mitad de camino y pareciera que los agarra de sopresa y entonces apenas atinan a defenderse porque la política no es su tema, para eso está el gobierno…

    Intento ser honesta, me gustaría poder serlo sin que nadie se sienta víctima de un discurso pro “K” (al cual de paso aclaro que me alineo de casualidad, porque sólo este proyecto tal como es, permitió que me identificara con gente que se autodefine peronista); pero mi sensación es que estamos poniendo demasiado en las formas, y que cuando debatimos de los contenidos de cada proyecto lo hacemos desde la denuncia. Creo que la vida política de nuestro país necesita que le demos contenido a la discusión, que hablemos de las ideas. Yo creo que Nicolás hace un gran esfuerzo por argumentar y estaría buenísimo que le respondamos con argumentación.

    Sobre el ballotage entiendo que es un derecho de todos. El 47 por ciento de la sociedad no es la mayoría, no me pondría a discutir algo que es ley y no está en discusión. Además creo que el 31 de julio estamos eligiendo entre dos modelos de ciudad, porque no todos queremos lo mismo. Ni Macri ni Filmus quieren para nada lo mismo, ni nosotros como sociedad queremos todos lo mismo. Yo no quiero la UCEP, yo no quiero la inconsistencia de la política Macrista, yo no quiero la exclusión, y quiero muchas cosas que no veo. El ballotage es imprescindible porque ahora no estamos votando a un partido como hicimos el domingo pasado, eligiendo entre varios aún sabiendo que algunos no ganarían. Ahora estamos antes dos posibilidades, ante dos modelos de ciudad. Dejemos para los trotskistas la idea de que ambos proyectos son lo mismo.

    Un saludo,

    Bárbara

    *Y al mismo tiempo da la casualidad de que tuve la oportunidad de trabajar para un proyecto puntual (como profesional, no milito en ningun partido) del estado nacional mientras gobernaba Néstor K, formando docentes de distintas regiones del país para que pudieran darle a la tecnología un uso pedagógico (la tecnología ya la habían provisto en una etapa anterior). Creo que nunca me sentí tan útil como durante ese proyecto.

    1. Barbara, que cómodo me sentí leyendo tu argumentación del por qué no.

      Me pasa que a mis 28 años, las únicas personas de mi entorno que sospecho que votaron por el pro, son aquellas con las que jamás hemos compartido una idea política, una idea de país, aquellos que sólo han sabido mirar su carrera profesional sin invertir un minuto de sus vidas en mirar que le estaba pasando al porteño de en frente, ese que no vive su vida.

      Sí, estoy hablando sólo del votante clasemediero pudiente en ese parrafo, pero aquel no-te-metas/la política es sucia, llegó a todos los sectores, entonces esa imagen que refleja este gobierno de la política light (macri pidiendo que le hagan notas relajadas “y no tan politicas”)cala en la gente como calan los 45 puntos de un programa de tele vacío de ideas.

      Sin dudas que falta información a la hora de votar, y en esa falta de información es que el mismo tipo que viaja de manera infrahumana en el subte, o tarda años en llegar en bondi a su trabajo, o no consigue un turno pronto en el hospìtal, o a su hijo se le cae el techo del colegio en la cabeza, no cree que exista otra manera de vivir mejor que esa.

  10. BARBARA, de acuerdo con vos.
    Trabajo en ciudad de Buenos Aires desde hace más de 20 años.
    Y las vi todas. Nunca sentí tanta angustia como en la gestión MACRISTA, ninguno de los jefes que trajeron sabe del tema. Y parecn orgullosos de su ignorancia. La primer medida de una funcionaria fue que no se notara que llevaban papel higienico al baño los empleados…, en vez de poner papel higienico ahí. Lo juro.

    Y no solo tratan de despolitizar la politica, sino que además desarticularon varios de los mejores proyectos y programas existentes a la par que llenaban los organismos publicos de hijos, sobrinos, amiguitas de…., sin conocimiento de los organismos donde se insertaban.
    El que no esta en este baile no sabe como es.

    me angustia pensar en los años que llevará recuperarse del daño profundo que ocasionó el MACRISMO en los organismos de ciudad…, y ni que decir de desarmar sus negocios.

    Conozco dos que votaron a Macri.., aún espero que me expliquen porque.., un fundamento desde las propuestas del macrismo…,

    1. Eso fue lo que dijo Macri. Pero era falso. La propuesta de Tecnópolis no era de cortar el tránsito durante 40 días. ¡Lo que es tener los medios más importantes a tu favor!, je… te ayuda a instalar una razón falsa…

      1. a los dias de exposicion tenes que sumar los dias para armar y los dias para limpiar y desarmar
        no son medios a favor compara la dimension de tecnopolis y fijate el espacio disponible, querian hacerlo sobre la calle y macri les ofrecio el indoamericano y cristina no quiso

        1. No, che. Estás inventando razones. Feo eso. Macri mintió sobre lo que le habían pedido. Mintió sobre los requerimientos que Tecnópolis tenía. Así de simple.

  11. Estoy de acuerdo. Vengo poniendo por todos lados cosas similares… lo que me alarma es ver que Filmus sigue igual. Si hay un sector al que le gustan los globos, tenemos que tener globos. Si hay otro que se impacta con un buen slogan, tenemos que tener el mejor y más pegadizo. Menospreciar todo lo que es “imagen” esperando que TODOS los porteños se sienten a escuchar nuestras propuestas durante 1 hora eso sí es de soberbio. Y de pelotudo, sobre todo si nos creemos inteligentes mientras perdemos elecciones. Los que votaron a Macri porque son fachos, no hay nada que decirles. Pero hay otro sector que quizás no está tan informado y vota por la imagen o por “si le gusta” un candidato. Y otra parte votó en contra de Cristina (antes de la elección no podía creer la boludez de dejar pegado a Filmus con Cristina). Como decís el escenario es complejo y hay que encararlo estratégicamente. Pero lo que se ve es que si fuera por Filmus se pondría a explicarle a cada porteño todas sus propuestas. Alguien que le chifle que le está pifiando !

  12. Uf, que difícil lidiar con algunos opinadores profesionales! Nicolás, yo ya habría desistido, te felicito! Adhiero a lo expresado en tu nota. Creo que la mayoría de los porteños vamos a perder, y mucho, con otros 4 años de macrismo en la ciudad. Soy docente aunque no ejerzo, y tengo muchos amigos y amigas en la docencia. La educación pública de la ciudad atraviesa uno de sus períodos más oscuros. Lo mismo pasa con la salud pública, el transporte público no ha mejorado, y el espacio público está amenazado por los negocios. La promesa de no aumentar el ABL quedó muy atrás, en la campaña. La promesa de construir 10 km de subtes también. La ciudad es un negocio inmobiliario para los de la clase social del jefe de gobierno. Por qué “Mauricio” anuncia con 5 meses de anticipación la inauguración de una estación de subte que construyó la administración anterior? Cuántas viviendas populares construyó? por qué endeudó una ciudad que era superavitaria? Por qué premiaron al que bajó en un 15% el presupuesto del hospital Garrahan? Por qué los porteños escupen para arriba? No tengo respuestas, solo preguntas.

  13. Muy buena carta la verdad.
    Lindo sería cuando en vez de tanta publicidad para conseguir votos, sean las personas las que busquen informarse acerca de todos los candidatos. Al fin y al cabo, estamos decidiendo nuestros representantes.

    El PRO apunta claramente al que no caza una de política, que es la mayoría.

  14. Hola Nicolás, espero que te encuentres bien. Llegué a este blog de casualidad y me quedé con esta frase tuya: “Yo no tengo por qué hacerme cargo de lo que haga cada salame en el FpV. Y si el FpV se hace de derecha me alejo.”
    Me cuesta mucho creer la forma de ver de las personas. Vos estás convencido que Argentina tiene un Gobierno de Izquierda, y yo pienso todo lo contrario. Te comento que vote a Kirchner en la primera elección, es decir, soy un confenso kirchnerista de la primera época, de su “cruzada desde el sur”, de la férrea oposición a Menem en el Congreso, de una mujer como Cristina que “defendía” los intereses ciudadanos en el Parlamento, de los dos primeros años de gestión de Néstor, etc. Pero después me di cuenta quien era realmente. La desviación de fondos de una provincia a Suiza, la repudiable apropiación de propiedades desde su Estudio de Abogados, la ambición desmedida por acaparar El Calafate y el sur argentinos, los millones de dólares que se compró antes de la devaluación aprovechando información confidencial, el enriquecimiento ílicito en años de su Gestión. Cristina exactamente igual, o tal vez peor, poniéndole trabas a cuanto Gobierno se le oponga, presionando a dirigentes, despilfarrando dinero en el fútbol para entretener a los ciudadanos, claro es el opio de los pueblos… en la final de River y Belgrano le exigió a la AFA que el partido se jugara a puertas abiertas! como se puede entender eso? y más cuando ella y Aníbal sabían que se iban a producir desmanes tras el descenso. Dicen que quieren igualdad, sin embargo estuvieron a punto de gastar 1.600 millones para apoyar al fútbol!!!! No alcanzan algunas medidas, pudieron hacer historia unificando al país, sin embargo van a tratar de dividir hasta el último segundo de su Gobierno. Esta mujer se muestra resentida, pero tanto ella como sus hijos tienen asegurado su futuro, mientras millones de argentinos no pueden planificar a largo plazo, es más, no saben si llegan a fin de mes. Estamos muy mal, mucho más de lo que algunos creeen. No hace falta consumir al multimedio (aclaro que no me gusta Clarín), aquel que sale a caminar por las calles sabe de lo que hablo.
    No confundamos izquierda con un Gobierno totalitario que se quiere mostrar como una oveja cuando en realidad es un lobo astuto. Todo lo que hacen es por pura conveniencia, nada es genuino, y eso es lo que más me indigna!!! es como el malo de la película, el que tiene cara de bueno (no es el caso de Anibal) y en realidad comete las atrocidades más impensadas.
    Quiero un país igualitario, con políticos nacionalistas que trabajen por vocación de servicio y no para llevar agua para su molino. No me importa quien gane, solo quiero que trabaje, que no sea soberbio ni resentido, que respete la Constitución y que pregone con el ejemplo. Y en este momento no quiero una mujer rica que no pasa necesidades, y que utiliza los recursos para gastar a mansalva.
    La verdad? tengo mis dudas, porque no creo que pueda ver la transformación que necesitamos. No hay una persona que sienta el país como si lo hicieron algunos próceres de nuestra historia, como Belgrano, San Martín o Illia.
    Un cordial saludo.

    1. te cito:”Quiero un país igualitario, con políticos nacionalistas que trabajen por vocación de servicio y no para llevar agua para su molino.”
      ¿encontras en alguna figura política de la actualidad esto?, yo no, y el sentimiento que me produce es desesperante, por eso celebro que los mandatos tengan un tiempo determinado y que no puedan renovarse por siempre, es lo mejor que tiene la democracia, porq para tener un país justo necesitamos a alguien que personifique el “ideal”, y para los humanos eso no existe.

Los comentarios están cerrados.