¿La programación es un arte?

Los programas no son “commodities”. Un buen programa es el trabajo personal de un buen programador. Y en eso un programa es comparable a una silla creada por un artesano. Es comparable en que nos interesa la calidad de la terminación, los detalles de robustez, en la sensación de que no se tomaron decisiones apresudaras sino que se aplicó un arte, un conocimiento. ¿Es entonces un programador equiparable a un artesano? Sí, en muchas cosas.

Continúa leyendo ¿La programación es un arte?